¿Por qué casi todos los planes fracasan?

  • ¿Has hecho alguna vez planes que no se cumplieron o que sólo se cumplieron parcialmente?
  • ¿Qué obstáculos te han impedido alcanzarlos?
  • ¿Qué requieres para lograr aquello que vislumbras como un futuro mejor para ti y las personas que te importan?







La mayor parte de las personas puede imaginar un futuro mejor, pero no siempre está dispuesta a esforzarse para hacerlo realidad

Cuando de planear se trata, no sólo es importante delinear el futuro deseado, sino también especificar cómo se piensa aterrizarlo. Es indispensable una genuina motivación y la asignación del tiempo y recursos que se requerirán para lograrlo. Y no todo mundo está dispuesto a ello.

Es de casi todos conocido que ya sea que desees bajar 10 kilos de peso o vender $100,000 pesos cada mes, hay que definir con claridad QUÉ quieres, CÓMO piensas alcanzarlo y CUÁNDO esperas que sea una realidad. Pero no es suficiente, algunos aspectos no siempre visibles determinan los resultados que obtendrás:
  • Que estés contento contigo mismo.
  • Contento con tu vida.
  • Contento con tus relaciones.
  • Orgulloso de lo que estás haciendo.
  • Orgulloso de trabajar con quien los estás haciendo.
  • Que poseas un deseo auténtico de llegar a ser el mejor en lo que haces.
  • Que tengas claridad en el propósito final que persigues con lo que haces.
Quizás en tu caso será necesario trabajar en los aspectos anteriores en paralelo con tus metas específicas para este año. Además de eso, una idea del gurú de ventas Jeffrey Gittomer para aumentar tu probabilidad de logro es que a cada meta le agregues la frase "Ir con todo". Por ejemplo:
  • Ir con todo a realizar campañas de venta tocando tanto a los clientes actuales -activos e inactivos- como a los potenciales utilizando las tecnologías digitales disponibles.
  • Ir con todo a mejorar el servicio y la atención a los clientes: entregas más rápidas, respuestas a solicitudes más rápidas; solución a problemas más rápidas; contactos más frecuentes con los clientes, más enfocados en su problemática específica y más cálidos (amistosos).
  • Ir con todo a educar a los colaboradores en aquello que los haga mejores personas y mejores jugadores de equipo, de manera que se desarrolle o fortalezca un ambiente de trabajo colaborativo, el servicio al cliente y la efectividad de la empresa.
  • Ir con todo a mejorar día a día la forma en que trabajamos y los productos y servicios que ofrecemos.
Menos planeación y más acción, Que este sea tu mantra durante todo el año, el cual traerá seguramente especiales retos en lo económico, lo político y lo social. Aplicando a fondo lo antedicho podrás remontarlos exitosamente.

https://sites.google.com/emprefetica.com/emprefetica/inicio