Hay 8 puestos de intendencia desde el 2014 y el Gobierno de la Ciudad de México se niega a otorgarlas

Boletín de prensa

Ciudad de México a 31 de enero de 2018

Siempre ha existido la posibilidad para el Gobierno de la Ciudad de México y el Instituto de Educación Media Superior (IEMS) de respetar los derechos humanos de los diversos sectores de trabajadores del Instituto, pero no es de su interés el bienestar de las personas, sino de las empresas. Tenemos conocimiento que existe una minuta de acuerdos del 26 de septiembre de 2014 (resultado de un emplazamiento a Huelga del SUTIEMS ante la JLCyA. Exp. 862/2014) donde el Gobierno del Distrito Federal, la Oficialía Mayor y la Directora del IEMS se comprometen con el Comité Ejecutivo del SUTIEMS a contratar a 8 compañeros de intendencia como una solución parcial a la problemática de las trabajadoras. Por lo cual, exigimos al Gobierno de la Ciudad de México que a través de la Oficialía Mayor, a la brevedad posible, se otorguen 8 bases de intendencia en condiciones dignas de trabajo, es decir, cercanas al domicilio de cada una de las trabajadoras, con un horario similar, pero con un salario digno y sus debidas prestaciones sociales.
El proceso de lucha por sus derechos laborales de las trabajadoras despedidas del IEMS inició, en esta etapa, el 8 y 9 de enero de 2016 cuando fueron despedidas arbitrariamente 59 trabajadoras de intendencia, algunas de ellas después de haber trabajado por más de 10 años bajo condiciones indignas. La razón de su despido fue el atreverse a organizarse y resistir estas condiciones laborales neoliberales.

Cuando fueron despedidas, reclamaron a las autoridades del IEMS, esta autoridad desconoció una relación laboral, en algunos casos de hasta 10 años, las autoridades pasadas y, sobre todo, actuales no quieren reconocer su calidad de patrón y está es la razón por la que se estableció una demanda (No. de Exp. 127/2016, radicada en la Junta 16) ante la Junta Local de Conciliación y Arbitraje (JLCyA).

Las irregularidades de las autoridades y las razones que asisten a las trabajadoras son que:
  • No existe contrato alguno entre el IEMS y la empresa subcontratadora en el 2015, la cual según el IEMS contrato a las trabajadoras.
  • No existen contratos entre las trabajadoras y la empresa subcontratadora.
  • Las trabajadoras siempre recibieron órdenes de los Jefes de Unidad Departamental de los planteles del IEMS.
A pesar de estas razones, las autoridades del IEMS se revuelven para seguir negando su calidad de patrón y, por lo tanto, continúa violando los derechos humanos de las trabajadoras, pues no las recontrata ni las indemniza por los 10 años laborados.

La Junta Local de Conciliación y Arbitraje, donde se supone, las trabajadoras despedidas pueden alcanzar justicia, ha sido un mecanismo más para perpetuar el estado de indefensión de las trabajadoras, ya que han pasado más de dos años donde, sistemáticamente, no ha notificado a las personas pertinentes para que se pueda seguir desarrollando el caso y así resuelva. Pretextos para no hacer su trabajo sobran y van desde que no tienen recursos para ir a notificar hasta que tienen una excesiva carga de trabajo. Exigimos a esta instancia que resuelva lo más pronto el caso y emita un laudo que proteja los derechos laborales de las trabajadoras. Así mismo deje de estar intimidando y gritándole a los abogados defensores que llevan el caso. Recordamos que la justicia que llega tarde no es justicia.

Por último y no menos importante, es preciso aclarar que desde antes del despido injustificado cometido en contra de las trabajadoras, en diciembre de 2015 se abrió una queja ante la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (Expediente 15/D7799) radicada en la Quinta Visitaduría. Dos años en los cuales los derechos humanos de las trabajadoras despedidas han tenido que avanzar a paso de tortuga, la lentitud con la que la CDHDF ha actuado nos hace pensar que existe complicidad con las autoridades del IEMS y de la JLCyA.

Han sido diferentes etapas que han respondido a la nula voluntad política del titular de la Quinta Visitaduría y la pasada Presidenta de la CDHDF, y no a la protección de los derechos humanos. Existen ya los elementos para que la CDHDF emita una Recomendación a favor de las trabajadoras.
Ante esta situación solicitamos una entrevista con la actual Presidenta de la CDHDF, la nueva titular de la Quinta Visitaduría y con su equipo para que nos hagan saber de manera escrita el status de la queja y las alternativas que le brindan a las trabajadoras para alcanzar el pleno respeto de sus derechos humanos.

Comité Cerezo México